noticias

noticias

Canaco Tuxtla busca opciones de apoyo a comercios formales del centro

Ante la determinación de la aplicación de medidas de salubridad más estrictas para los comercios considerados como “no esenciales” y las nuevas disposiciones de prevención en el centro de la capital de Chiapas, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo en Tuxtla Gutiérrez, a través de su presidente, Rafael Sánchez Zebadúa, reconoció la necesidad de su aplicación para reducir riesgos de contagio, pero a su vez, expresó su inquietud ante las posibles consecuencias económicas negativas para el comercio local.


“Entendemos que son acciones que deben ser implementadas de forma más estricta a consecuencia del incremento de casos entre la población, debido, en gran medida, a la falta de aplicación de estas mismas previsiones de forma rigurosa en días pasados”, externó.
Sin embargo, Sánchez Zebadúa aseveró que “existe la preocupación entre nuestros afiliados del centro, de que estas acciones generarán consecuencias negativas para el sector comercial, como perdidas mayores o el posible cierre definitivo de algunos negocios, que ya sufren, además, de competencia desleal por parte de los vendedores ambulantes, por lo que es necesario buscar opciones de apoyo para ellos”, externó.


En ese contexto, el presidente del organismo reconoció que el anuncio oficial, por parte del gobernador del estado de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, de un programa para la reactivación económica estatal, a través de créditos de Nacional Financiera a empresas, ayudará a revertir la difícil situación provocada por la contingencia de salud.


“Se trata de un esquema que brinda un respiro a las y los empresarios de la capital, y al que, seguramente, muchas y muchos de los afiliados a Canaco, aplicarán para obtener estos créditos”, dijo Sánchez Zebadúa, además de destacar la importancia de que el gobernador Escandón esté consciente y dispuesto a apoyar al sector empresarial.


El empresario también dio a conocer que ya se encuentran trabajando de la mano de empresas de comunicación, para desarrollar estrategias publicitarias que ayuden a potenciar el consumo local, como parte del plan de reactivación económica cuando los niveles de contagio lo permitan.